Home >

Blog de noticias

Categorías
Archivos
  • 2019
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2018
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2017
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2016
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2015
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Marzo

#FinsaResponde: ¿Cómo puedo utilizar Thermopine?

Ya os hemos presentado nuestra nueva gama de productos Thermopine y hemos hablado de sus ventajas a nivel medio ambiental. Hoy nuestro compañero Juan Comparada, jefe de producto de madera en FINSA, nos habla de sus usos y sus características diferenciales

 

 

 

Thermopine es un producto concebido para exterior, pero también puede emplearse en interior. En exterior está indicado para todo tipo de aplicaciones verticales decorativas -celosías, revestimientos de fachadas, etc- y, en su formato tarima o deck, se puede emplear como suelo en terrazas de piscinas, jardines, azoteas de edificios... Thermopine no es una madera estructural, es decir, no sirve para construir un edificio, porque no admite cargas, pero puede ser su envolvente, su “piel”. También podemos mecanizarlo y convertirlo en mobiliario de exterior, como mesas y sillas de jardín, o losetas de ducha.


 

 

En interior Thermopine se emplea con carácter decorativo -construcciones acústicas en techos, en paredes, etc-, donde se valora el color tostado intenso y uniforme que adquiere en la madera tras pasar por el proceso de termomodificado. Cuando se aplica en exterior, por su exposición a los rayos ultravioletas, torna hacia un elegante color gris. Otra alternativa es la coloración, ya que la madera Thermopine se puede tintar con productos que contienen pigmentos. En función del tipo de protector que usemos (lasur, aceite o cera) el grado de reposición será mayor o menor. Habitualmente los usuarios aplican una primera protección pero después les gusta el aspecto que toma, puesto que se torna más natural.


Además, como cualquier otra madera, se puede utilizar para construir mobiliario: una barra de restaurante, mesas, sillas… Con la ventaja de que es más decorativa y no tiene ningún tipo de movimiento gracias a que es muy estable porque está prácticamente inerte.


Thermopine es una madera muy estable en comparación con la madera sometida a un proceso de autoclave, donde primero se seca, luego se sumerge en un producto químico y se vuelve a secar, lo cual provoca que sea más propicia a tener “fatiga”. La fatiga está relacionada con movimientos y fracturas ocasionados por la dilatación y contracción que sufre la madera al ganar y perder humedad. Ese tipo de movimientos hacen que aparezcan una serie de problemas como grietas, fisuras, alabeos… En la madera termotratada ocurre todo lo contrario, durante el proceso la madera es sometida a una desecación muy agresiva en la que se eliminan ciertos componentes de su estructura interna, haciendo así que quede en estado casi inerte. La madera pierde volumetría y los poros se cierran, evitando la ganancia y pérdida de humedad. Gracias a esto no tiene fatiga, por eso es muy estable en exterior. Este tratamiento confiere a la madera termotratada el doble de estabilidad frente a la madera de autoclave.


La estabilidad es un factor clave en la instalación y determina el resultado final del proyecto. Un revestimiento de fachada con productos de autoclave es probable que presente problemas derivados de la fatiga y sufra un pronto envejecimiento. La estabilidad de Thermopine evita que esto suceda y hace que la durabilidad, el tiempo que la madera va a permanecer en condiciones óptimas, aumente muchísimo. El mejor ejemplo es que, frente a los habituales 5 años de la madera autoclave, Thermopine ofrece 25 años de garantía.  




Juan Comparada es jefe de producto de madera en FINSA desde el año 2016. Vinculado a FINSA desde hace 20 años, ha trabajado en diferentes áreas, desde la comercial al desarrollo de producto o el desarrollo del canal de prescripción.

 
 

Autor: Finsa Fuente: Finsa 2019-05-02